Desviadora Positiva: Carolina Sintura
Proyecto: SietePolas
Ubicación: Bogotá D.C.


Entrevistamos a Carolina Sintura, integrante de las SietePolas. Carolina es una mujer fuerte, decidida y sin pelos en la lengua, capaz de dar su opinión de una manera clara y contundente. En este momento se encuentra fuera del país terminando sus estudios de doctorado en literatura, pero sigue conectada con la realidad de las mujeres colombianas y de todo el mundo. Esto fue los que nos contó:

1. Quántica: ¿Quién es Carolina Sintura?

Carolina Sintura: Soy una mujer feminista, soy profesora, investigadora, estudiante de un doctorado en Literatura, soy bloguera, activista y lectora y una preguntona insufrible. 

 2. QA: ¿Qué le apasiona?

CS: Me apasionan las historias y las preguntas difíciles. Creo que son la manera de conocer, de pedirle a otros que me permitan habitar sus mundos e invitarlos a habitar el mío y, en últimas, lo que más me apasiona es el conocimiento y ese está en todas las historias –las reales y las de ficción que para mí son una y la misma– y en las preguntas que no sabemos cómo responder. Quiero saber y conocer todo lo que pueda. Busco el cuestionamiento, la duda, la incomodidad. Y eso suelo encontrarlo en los libros y en las personas, así que me apasiona leer y me apasiona preguntar. 

3. QA: ¿Qué es SietePolas? ¿Cómo nació?

CS: SietePolas es un blog feminista en español en el que siete mujeres colombianas compartimos nuestro camino de exploración, auto conocimiento y deconstrucción en el proceso de aprender y crear nuestro feminismo. En SietePolas aprovechamos la palabra escrita, el internet y el auge de las redes sociales para aterrizar discursos sobre la diversidad, el género y el rol de las mujeres y generar conversaciones en torno a estos temas. Este blog encarna la historia de una amistad entre mujeres convertida en proyecto de activismo digital en el que, poco a poco, hemos creado un espacio seguro pero crítico y diverso en el que quien acepte nuestra invitación pueda involucrarse con el feminismo como práctica, ética y transformación individual y colectiva.

siete polas.jpeg

4.  QA: ¿Cuál es el sueño de SietePolas?

CS: El sueño de SietePolas es contribuir desde nuestras perspectivas, experiencias y saberes a la construcción de una sociedad y sobre todo una juventud que se cuestione sobre los prejuicios, las desigualdades y las injusticias con que crecimos y a las que nos hemos acostumbrado, especialmente aquellas atravesadas por una cultura que considera lo femenino como secundario o complementario. El sueño lo estamos viviendo porque todos los días estamos generando y/o participando en conversaciones difíciles pero necesarias acerca de cómo debemos reconfigurar las relaciones de poder en la sociedad. Y hacia delante el sueño es encontrar y aprovechar todas las oportunidades posibles para seguir amplificando estas ideas y conversaciones.

5. QA: ¿Cómo entienden el feminismo? 

CS: Entendemos y queremos crear conciencia sobre un estado de cosas actual que se llama patriarcado. Un sistema social, político, cultural y de pensamiento bajo el que operamos todas las personas desde hace siglos y que está muy mal, que es responsable de muchas injusticias, que está detrás de múltiples violencias cometidas en contra de las mujeres y de las personas con expresiones y experiencias de género diversas. Pero que, además, al trazar unas supuestas diferencias fundamentales entre lo masculino y lo femenino lo que ha hecho es quitarnos la libertad a todas las personas. Y entendemos que el feminismo es el antídoto para combatir al patriarcado. 

A partir de ahí, abrazamos el feminismo como una experiencia múltiple, híbrida y en constante cambio. Desde que empezó a gestarse este proyecto tuvimos claro que nuestro valor agregado como grupo viene de la diversidad de nuestras experiencias y puntos de vista. Conocer cada una el punto de vista de la otra, darnos la oportunidad de escucharnos mutuamente y conversar con nuestras seguidoras y de argumentar meticulosamente nuestras posiciones personales nos ha llevado a entender lo que a muchos les falta aún comprender: que el feminismo es plural y múltiple, que es una práctica diaria y una reflexión individual y personal que nos lleva a cambios estructurales y sociales. Así que en nuestro blog hablamos de cómo vivimos y practicamos el feminismo desde nuestra individualidad como una liberación y aceptación de nosotras mismas y no simplemente como una teoría. 

6.  QA: ¿Cuál ha sido el mayor reto de Siete Polas?

CS: Nuestro mayor reto hasta el momento ha sido conocer y adaptarnos al mundo digital. Empezamos con poca conciencia sobre cómo funcionan y cómo crecen las redes sociales y los espacios digitales y hemos crecido intuitivamente y a punta de ensayo y error. Nos dimos cuenta rápidamente que lo digital está muy orientado a lo audiovisual, y nuestras habilidades y saberes particulares no están orientados en ese sentido. Así que hemos tenido que aprender sobre la marcha. 

7. QA: ¿Cuál ha sido el elemento clave que le/s ha dado el perrenque para seguir adelante?

CS: Nuestro elemento clave ha sido constituirnos logística y administrativamente como una organización feminista. Esto quiere decir, organizarnos en una estructura no jerárquica en la que el poder y el liderazgo se comparten y fluyen, en el que cada una lidera aquello en lo que más fuerte se siente o lo que más le interesa aprender.

Claves en esta estructura son el respeto absoluto y la admiración por el trabajo de las demás, y una dinámica de trabajo en la que todas las dificultades se ven como oportunidades para aprender y crecer juntas. 

8.  QA: ¿Quién era Carolina antes y quién es Carolina después de emprender?

CS: Soy una persona con un perfeccionismo paralizante, bajísima tolerancia a la frustración y una absoluta aversión al riesgo. Ninguna de estas características es ventajosa, especialmente en el mundo de hoy. Mi reto personal más grande con SietePolas ha sido aprender a confiar en mi grupo de trabajo, entender que no es posible ni ideal buscar controlarlo todo y que las mejores cosas pasan cuando uno se arriesga. Varias de las Polas son mujeres supremamente proactivas y resueltas, y muy hábiles para trabajar en grupo. Todos los días aprendo de ellas a confiar en el proceso y valorarlo por encima del destino final. Antes de SietePolas no sabía lo que era arriesgarme fuera de mi zona de confort, y ahora no es que sea la más arriesgada del mundo pero lo desconocido, lo imperfecto, lo abierto a posibilidades me emociona en lugar de paralizarme. 

9. QA: ¿Todas las mujeres tienen una Pola en su interior?

CS: Todas las personas tenemos una Pola en nuestro interior. Asumirnos como Polas, un nombre que en Colombia debe estar asociado con las ansias de cambio y de libertad, implica asumirnos como personas capaces de pensar críticamente, de transformarnos para mejorar y actuar de formas respetuosas y conscientes de la diversidad del mundo. El feminismo nos llama a todas las personas a examinar la forma en que pensamos, vivimos, nos expresamos y cómo eso afecta a todos los eres que nos rodean. Nuestra Pola interior es la que dice acepto el reto, asumo la responsabilidad de hacerme alguien mejor y de impulsar activamente un cambio hacia un mundo más justo.

10. QA: ¿Que viene para el futuro de las SietePolas?

CS: Estamos explorando múltiples posibilidades para hacer de esta una iniciativa auto sostenible y, ojalá algún día, productiva. El proyecto que más nos emociona y con el que nos estamos arriesgando en este momento es la oferta de charlas y talleres en colegios, universidades y otras instituciones que estén interesadas en encender y posibilitar conversaciones en torno a la justicia de género, la sexualidad responsable y basada en el placer, el autoconocimiento y la reconfiguración de paradigmas sobre lo femenino, lo masculino y el espectro del género y la sexualidad. 

11. QA: ¿Mayor aprendizaje de la vida?

CS: En un momento de crisis, ir a terapia psicológica me enseñó a distinguir claramente entre aquello que está en mi control y aquello que no lo está. Parece una distinción fácil pero no lo es. Es el secreto para vivir el momento presente a plenitud, sin atormentarme por lo que ya fue o intentar predecir obsesivamente lo que puede pasar. 

12.  QA: ¿Persona que admira?

CS: Admiro profunda y genuinamente a cada una de las otras Polas. 

13. QA: ¿Libro o texto que nos recomiende?

CS: Recomiendo todas las columnas de SietePolas, disponibles en www.sietepolas.com

14.  QA: ¿Película recomendada?

CS: La sonrisa de Mona Lisa. 

15.  QA: ¿Frase favorita?

CS: Un poema de Rupi Kaur: 

“Estoy parada,
sobre los sacrificios 
de un millón de mujeres que me preceden
pensando
qué puedo hacer
para que esta montaña sea más alta
para que las mujeres que vengan
después de mí
puedan ver más allá"

16.   QA: Un mensaje que quisiera dejar en el mundo...

CS: Si mi vida es un ejemplo de algo, que sea ejemplo de cómo la desobediencia con propósito nos libera. La sociedad, el establecimiento, las instituciones premian desproporcionadamente (con buenas notas, con reconocimiento, con alabanzas, con progreso académico y profesional) a las personas que cumplen con lo normativo, que se ajustan a las expectativas y que obedecen. Yo jugué ese juego hasta hace muy poco. Y cuando entendí que se puede y se debe desobedecer se me complicó la vida y se me liberó la mente y la creatividad. Hay que dudar de y deconstruir lo normativo, lo paradigmático y lo esperado; hay que oponerse a los roles impuestos, a los paradigmas sobre lo aceptable y lo loable. La verdad – así, unívoca, dada– no es lo que nos hace libres. Encontrar nuestra propia verdad y vivirla, eso sí.