Desviadores positivos: Juliana Jaramillo, Ricardo Rincón, Sergio Rojas, José Campos
Negocio: Volver a Ver
Ubicación: Colombia


Personas comunes trabajando por personas extraordinarias

Volver a Ver (VaV) no es más que el resultado del trabajo de cuatro personas, comunes y corrientes, con sensibilidad por las problemáticas sociales. Cada uno de nosotros, desde su orilla (diseño, derecho, economía e ingeniería), llevaba tiempo buscando una causa que nos hiciera sentir apasionados por hacer una mínima contribución social dirigida a la población de la base de la pirámide (BoP por sus siglas en inglés) en Colombia.

Nos interesamos por una problemática común que muchas personas enfrentan durante su vida: no poder ver bien. Con este foco, basamos nuestra iniciativa en dos principios: empatía y reutilización. La discapacidad visual refractiva en la BoP es una problemática a la que se le da poca importancia, dejando permanentemente vulnerables a aquellos con esta condición. También encontramos que muchas personas, de todos los niveles socioeconómicos, tienen marcos de gafas sin usar en sus cajones.

Entonces, ¿qué hacemos en VaV?

VaV consigue marcos usados de manera eficiente con el objetivo de hacer gafas a bajo costo para personas de la BoP.

¿Cómo lo hacemos?

Usando recursos en desuso: las personas no saben qué hacer con sus antiguos marcos que están en perfecto estado. En VaV estamos buscando este recurso constantemente.

Ofreciendo apoyo técnico: Mediante colaboraciones con distintas organizaciones, hemos logrado conformar un grupo de optómetras voluntarios que diagnostican a la población con la que trabajamos.

Desarrollando alianzas: Cada vez más empresas están girando hacia modelos que respondan a las exigencias de sus clientes en términos de impacto social y ambiental. Gracias a esta dinámica hemos encontrado compañías interesadas en patrocinar nuestro trabajo.

Construyendo estrategias de apropiación: Constantemente estamos buscando maneras de asegurarnos que cada persona entienda la importancia de lo que recibe mediante actividades educativas interactivas e inclusivas.

¿Por qué lo hacemos así?

VaV le apunta a cerrar la brecha entre aquellos que pueden pagar un par de gafas y aquellos que no. Nos gusta considerar a nuestro proyecto como producto de la economía colaborativa emergente pues nos apalancamos en recursos existentes en una comunidad para generar cambio social dentro de ella misma.

 Ahora nos gustaría compartir algunas de las lecciones que hemos aprendido en el camino. ¡Esperamos que les sirvan de consejo o motivación para iniciar su propio proyecto!

LECCIÓN #1: La pasión es el motor fundamental

Busque algo que lo apasione; aun así, va a ser todo un reto echarlo a andar, pero si no lo apasiona sencillamente va a ser imposible.

Varios de los miembros de Volver a Ver contamos con esta condición (discapacidad visual refractiva) y entendemos por experiencia propia que un día sin un par de gafas es un día perdido. ¿Qué tan grave será toda una infancia con discapacidad visual? ¿Qué tan grave será pasar los primeros años de la vida mirando un tablero sin poder aprender? ¿Teniendo un paisaje en frente sin poder admirar su belleza? 

Por otro lado, sabemos que en todas las casas de Colombia hay al menos un cajón lleno de gafas esperando a que alguien las vuelva a usar. Hace poco más de un año nos preguntamos qué pasaría si echáramos mano de esos cajones para que alguien que lo necesite, pero no tenga cómo pagarlo, pueda Volver a Ver.

LECCIÓN #2: La innovación incremental debe ser su gran aliada

No es necesario hacer algo completamente nuevo, pero sí busque hacerlo de una forma distinta, la suya; ojalá, sea mejor que como ya viene haciéndose. 
 
Entusiasmados con esta idea nos dimos a la tarea de hacer varias intervenciones individuales. Lo hicimos identificando personas que necesitaran un par de gafas pero que no pudieran pagárselo. Lo hicimos con nuestros propios recursos y los de algunos conocidos para ver qué tan complicado era y si valía la pena hacerlo; claro que valía la pena.
 
Luego, convencidos del potencial de este proyecto, decidimos planear cuál sería el modelo de operación. Intentamos desarrollar el modelo que nos ayudara a escalar la idea y poder empoderar cada vez más vidas. Definir nuestro proyecto fue un gran hito, aunque al principio no pareciera tan importante. Definimos a VaV como una organización que canaliza recursos dispersos hacia un objetivo común.

LECCIÓN #3: Crea en su proyecto en especial en momentos retadores. Si usted no cree en su idea nadie más lo va a hacer

Si usted se prepara y muestra pasión por lo que quiere hacer, va a encontrarse a alguien dispuesto a apoyar su proyecto social así usted no tenga experiencia previa.
 
En primer lugar, toca salir a la calle. Busque ayuda, recursos, alternativas, etc. Haga lo que tenga que hacer para asegurarse que su plan funcione. Trabajamos durante tres meses con la comunidad de un colegio privado en Bogotá para sensibilizarla frente a la problemática y motivarla a canalizar recursos hacia el Proyecto. Los recursos se usaron para beneficiar a un centro comunitario en Ciudad Bolívar que atiende a familias de bajos ingresos.
  
Al final de la intervención beneficiamos a 38 niños y niñas que hoy pueden mirar un tablero y aprender, que pueden admirar la belleza del paisaje que tengan frente a ellos.

LECCIÓN #4: Láncese.

Láncese porque nunca va a estar 100% listo y siempre van a surgir problemas sobre la marcha. Luego de esta primera experiencia decidimos fortalecer el equipo, repensarnos, plantear metas y arrancar a gestionar un nuevo proyecto. Podrá sonar evidente, pero ha sido muy valioso tener perfiles distintos en el equipo; todos la vemos desde orillas muy distintas y así hemos construido soluciones más complejas a los retos que enfrentamos.

LECCIÓN #5: Busque retos que lo asusten, por ahí viene el crecimiento.

Si hay algo que en principio lo ponga nervioso por el tamaño del compromiso que va a adquirir, eso es exactamente lo que necesita para crecer.
 
Creemos que hay mucha gente joven, como nosotros, que tiene ganas de hacer una labor social pero no sabe dónde ni cómo. En un futuro queremos cuantificar el impacto en la vida de los beneficiados más allá de que estemos convencidos que existe.
 
Si usted tiene una idea y está empezando a desarrollarla, y nuestra experiencia le puede servir de ayuda, no dude en contactarnos.

¡Gracias por leernos!

Equipo VaV
volveraver.colombia@gmail.com