Desviador Positivo: Sohrab Amiri
Compañia: Cumasu
Ubicación: Nairobi, Kenya


  Sohrab Amiri, fundador de Cumasu

Sohrab Amiri, fundador de Cumasu

Mi historia comienza cuando mis padres huyen a Alemania como refugiados políticos. El racismo me dejó condenado al ostracismo a una edad temprana y su influencia también me distanció de mi familia en Irán. Luché con la pregunta, ¿soy yo el que está amurallado, o ellos? ¿Por qué parecen completos, mientras que yo me siento roto en mi nuevo hogar tratando de entender si soy alemán o persa, y a qué clase social pertenezco? Estas preguntas relacionadas con el estigma social han sido parte de mí desde que tengo memoria. Y ellos, en gran parte, me han llevado a comenzar mi última empresa, Cumasu.

En términos más definitivos, es la justicia social lo que me impulsa a llevar a cabo Cumasu, una organización que busca abordar la falta de acceso a la atención médica de calidad que enfrentan las comunidades marginadas en las naciones en desarrollo. Los desafíos específicos incluyen la falta de privacidad, la inestabilidad social y un estigma social general que gobierna el comportamiento sexual. Buscamos crear una nueva normalidad en la que haya un fácil acceso a las clínicas para diagnósticos y apoyo relacionados con la salud sexual, manteniendo la dignidad del paciente en el proceso.

Cumasu ofrece una plataforma móvil en la que los usuarios conciertan citas con clínicas a través de SMS (para mayor discreción), al tiempo que aprovechan esta tecnología y el análisis de datos para ayudar a los socios clínicos a preocuparse más por el cuidado y la educación del VIH / SIDA y las ITS. Actualmente, prevemos pilotear nuestro producto en Nairobi, Kenia a principios de 2018.

Sin embargo, sabemos que la tecnología por sí sola no erradicará los estigmas sociales y sexuales que, por ejemplo, existen sobre las mujeres y las comunidades LGBTQ - algunos de los grupos más vulnerables. Facilitar las conversaciones sobre este tema es crucial para el éxito de nuestra misión de desafiar estos estigmas y reducir el sufrimiento de dichas comunidades marginadas.

Es por eso que creo firmemente en trabajar sobre el terreno, pasar mucho tiempo caminando con la gente y entendiendo sus problemas a través de sus ojos. Como emprendedores, debemos entender que nuestras ideas y soluciones estarán sujetas a cambios, que no debemos estar tan comprometidos con nuestras ideas como para no poder evolucionarlas cuando las condiciones lo requieran. Para convertirse en un verdadero generador de cambios, uno debe tener tal persistencia elástica, que nace por comprometerse con hacer una inmersión con tus clientes y usuarios. En resumen, necesitamos ser más apasionados con el desafío, con el por qué estamos haciendo lo que estamos haciendo, más que con la solución.

¿Y por qué me considero apto para hacer realidad este proyecto? Creo que puedo usar el emprendimiento como una herramienta para combatir la opresión de las comunidades marginadas. Estoy motivado por la creencia apasionada de que la educación que tuve por parte de mis padres me ha dado el fuego que necesito para continuar con este proyecto y reformar los sistemas de opresión para convertirlos en sistemas de empoderamiento e inclusión.

En muchos sentidos, los emprendedores enfrentarán problemas similares con sus proyectos y en sus vidas personales. Incluso podemos vivir en el mismo contexto, con los mismos recursos disponibles, pero todos podemos adoptar un comportamiento diferente dentro de nuestras condiciones para mejorarlos. En lugar de aceptar los problemas en nuestras vidas y definirnos según estos, pido que consideremos el valor que puede tener el convertir los problemas en oportunidades para transformarlos en algo positivo y significativo.

Espero que esta mentalidad, y mi empresa, en última instancia, cumplan un papel dentro de la proliferación de la desviación positiva a escala global.