Barú fue su maestra y allá ella no enseñó nada, sino que le enseñaron

Este blog está escrito por Laura Vargas, parte del equipo de Kowü Colombia, un emprendimiento social . Sigue el Instagram de Kowü aquí y encuentra sus productos en La Tiendita.

Según distintas definiciones, camellar es: “la actividad física y/o mental que realiza un colombiano en busca de remuneración”. En otras palabras, es “la acción de ganarse ´la papita´”. Sin embargo, para Kowu, “camellar” va un poco más allá de eso, se trata no solo de generar acciones para dejar huella en su comunidad, sino también, en reconocer el camello de los demás.

Hoy, la palabra camelladora se queda corta para la persona que le vamos a presentar. Por eso, le recomendamos que, si no conoce a Mariana Sanz de Santamaría, se quede y lea la historia de esta pelaá - como le dice a sus estudiantes- que, a través de la educación, no sólo ha dejado huella en Barú sino que es ejemplo para toda Colombia.


Desde chiquita, Mariana sabia pa’ donde iba. Cuando se graduó del colegio se fue a África a hacer un voluntariado y después, decidió estudiar derecho porque no podía con la injusticia social de nuestro país. Lo que no se esperaba, era que después de 5 años de estudiar - en los que, además, tuvo mil iniciativas relacionadas con la paz, trabajó en la Unidad Víctimas e hizo parte de proyectos educación experiencial - se iba a dar cuenta que su forma de cambiar Colombia no era leyendo sentencias ni teniendo un título, sino educando